Lo que viene… Y lo que te afecta a ti

Vivimos en un mundo muy raro. Los sucesos tienen cada vez más notoriedad y más velocidad. Hay cosas que no se entienden: formas de pensamiento, formas de vivir y valores con su escala de valores que cambian constantemente según el cristal con el que lo mires. A día de hoy parece que no hay nada que tenga certeza de convertirse en un valor firme, estable y seguro. Dado que esto es así, no podemos sustraernos de lo que pasa a nuestro alrededor y es debido a esa razón que lees este artículo.

Lo que voy a exponer es la acumulación de sucesos que anticipan que se va a vivir una escasez de recursos tanto a nivel energético, como alimentario y de suministros de todo tipo con toda la implicación que eso supondrá para el usuario de todo tipo de status. Quiero aclarar aquí que no es mi propósito alarmar, meter miedo sino ver si esto es verdad, por qué razón y si la Biblia dice algo al respecto.

Dejadme contestar a la primera cuestión de si es verdad. Estos días pasados ha habido una alerta inusual hacia la población, tanto civil como de índole militar, de sus respectivos países por parte de Austria y Suiza. Os pongo el enlace aquí para que veáis que ha salido en la prensa entre toda la cacofonía de noticias. Y lo que os pongo es un ejemplo de mucha prensa que ha escrito sobre este tema. Dice el refrán español: «Cuando el río suena…. agua lleva». Dejadme decir que este anuncio de esta manera sin estar en tiempos de guerra es algo inaudito en la Historia de la Humanidad, por lo cual debería de hacernos iluminar la bombilla de nuestro cerebro ante este hecho. Porque esto son hechos.

Hay un pasaje en la Biblia que me resulta muy llamativo y me ha estado dando vueltas mucho últimamente. Así que te invito a abrir tu Biblia y leer el pasaje de Mateo 24:1-28. (Si haces click en la cita te saldrá directamente).

El contexto viene del capítulo anterior donde Jesús pronuncia unas palabras muy fuertes hacia los escribas y fariseos desmontando su fachada exterior, haciendo un diagnóstico muy preciso de cómo estaban espiritualmente. Esto viene precedido de una serie de enfrentamientos y tentaciones por parte de las autoridades religiosas queriendo sorprenderle en alguna palabra. No pudieron. Luego pronuncia un lamento desgarrador sobre la ciudad de Jerusalén que debería de conmover a las personas que lo escucharon (y a nosotros). Todo esto sucedió en el templo en la ciudad. Cuando iban saliendo se produce una serie de comentarios acerca del edificio del templo (reconstruido y hecho más majestuoso por Herodes para congraciarse con los judíos) y Jesús responde con la frase lapidaria: «No quedará piedra sobre piedra que no sea destruida». Los discípulos le preguntan en un aparte sobre qué quería decir con esas palabras y cuándo serían estos sucesos. Cosa normal. Es entonces que Jesús comienza este relato y dice cosas muy interesantes por una parte y que deberían de alertarnos por otra.

El objetivo del Jesús es evitar que nadie nos pueda engañar (v. 4) Esto quiere decir que existe la posibilidad de ello si no atendemos a sus palabras y prestamos atención a los acontecimientos. Es verdad que estas palabras las dice a sus discípulos de manera exclusiva, y tienen una aplicación directa a las personas que tienen una relación con Dios. No obstante, como la Biblia está a disposición de cualquiera, me gustaría que leyeras estas consideraciones que te pongo a continuación porque también tienen que ver contigo de una manera directa para que consideres los detalles que menciona Jesús aquí. Los menciono y comento un poco para ir más ágil:

  • Muchos dirán «Yo soy el Cristo» – Aunque esto pueda parecer que no se pueda dar, lo cierto es que actualmente abunda en sociedad actual de diferentes maneras y estructuras religiosas. Un ejemplo es una secta china llamada «Kingdom of Salvation» que se introducen solapadamente en las redes sociales, grupos religiosos y contactan con personas para tocar pasajes, sobre todo escatológicos, para decir que Cristo ya vino y está presente en la tierra… Tocan la Biblia y son muy difíciles de hacer razonar porque tienen un esquema y no se salen de ahí (muy típico de las sectas). No obstante, no son el único caso en el mundo. Digamos que es el más reciente. Dos de las religiones mayoritarias en el mundo abogan porque su líder a escala mundial es la representación de Dios en la tierra: el catolicismo romano y el Papa, y el Islam con Mohamed (Mahoma). Y no son los únicos. Otras sectas tienen a personas u organizaciones que literalmente exigen tener un lugar semejante a Jesucristo en autoridad. Incluso no faltan en el ámbito evangélico-protestante las figuras de determinadas personas que con su carisma, posición e influencia centralizan todo sobre una persona cuando el ejemplo de liderazgo marcado en las Escrituras es bien distinto.
  • «Oiréis de guerras y rumores de guerras» – Esto con los medios de comunicación que existen hoy en día es muy fácil manipular la realidad y, por ende, las masas por parte de ciertas élites según sus intereses muy variados. Hay ejemplos de toda índole y seguro que puedes nombrar algún caso que te viene a la cabeza… si no son varios. Jesús avisa: «no os turbéis… aún no es el fin».
  • «Se levantará nación contra nación, y reino contra reino» – Vivimos en el tiempo actual donde vemos tensiones entre países y conglomerados como la Unión Europea donde hay tensiones por doquier. Seguro que hay personas con más conocimiento que un servidor que pueden poner ejemplos de actualidad a nivel internacional muy claros, pero es manifiesto de las tensiones de China con USA, de Reino Unido con la Unión Europea en diferentes frentes, entre los miembros de la Unión Europea, los confictos que hay en el continente africano… Esto son datos constatables.
  • «Habrá» – Aquí Jesús se pone muy categórico. No habla de rumores, habla de algo que va a pasar sí o sí. Vamos a verlo:
    1. Pestes – El diccionario define la peste como una enfermedad infecto-contagiosa que afecta tanto a humanos como a animales y que es de propagación muy rápida. Esta es la definición actual. Probablemente, si pudiésemos trasladarnos a los tiempos de Jesús nos definirían así a grandes rasgos lo que para esos tiempos significaba esa palabra. Hoy lo que tenemos es más conocimiento técnico. Sin duda se nos viene a la mente lo que se ha estado experimentando a escala mundial recientemente. No voy a entrar en detalles de orígenes del Covid, si es pandemia o no y cosas por el estilo. Lo que quiero resaltar en este punto es que Jesús dice que «habrá pestes» y de eso no tenemos más que mirar a nuestro alrededor, ver las diferentes alertas acerca de diferentes enfermedades de este tipo y también de recordar las armas biológicas estudiadas que son alto secreto para la gran mayoría de la población mundial. Eso es un hecho más que evidente hoy en día.
    2. «Hambres»- En la Historia de la Humanidad han habido diferentes épocas de hambrunas. La Biblia misma menciona los 7 años de gran escasez en los tiempos de José, se nos menciona que fue el hambre la circunstancia que impelió a Elimelec y Noemí junto con sus dos hijos a irse a los campos de Moab, y luego en el Nuevo Testamento encontramos que el profeta Ágabo avisó de que iba a venir una gran hambre en Jerusalén. Si hacemos unas búsquedas históricas veremos que en diferentes países, o incluso continentes, también ha habido hambrunas muy importantes. Y han sido diversas causas las que las han provocado como las circunstancias climatológicas adversas y, sobre todo, la acción del hombre por medio de guerras, de mala gestión de los recursos y diferentes factores (entre ellos se ha de reconocer que algunas hasta fueron provocadas intencionalmente). En este punto me quiero detener un poco para darte dos enlaces a dos noticias que aparentemente no parecen tener relación. Una es esta que habla de la escasez de recursos que afecta a todos los tipos de mercancías perecederas o no. Luego está ésta que augura una falta de Adblue, un aditivo que funciona en camiones y coches modernos. Y cada vez las noticias y las previsiones son de proporciones más grandes en sentido negativo. Combinadas con la noticia que os he puesto anteriormente de la falta de energía y alimentos que cada vez suena con más insistencia, parece ser que esto tiene toda la pinta de una gran hambre o falta de recursos básicos a nivel MUNDIAL. Esto unido a una Agenda globalista en la cual uno de sus puntos más básicos y elementales es el de la sobrepoblación en el mundo y que se pretende hacer un reseteo sin precedentes para conseguir un NUEVO ORDEN MUNDIAL. ¿Nos suena de algo? El punto que quiero dejar aquí es que observemos cómo Jesús predice todo esto y lo enmarca en una época muy concreta para que no seamos engañados.
    3. «Terremotos en diferentes lugares» – Es constatable por diferentes medios que está habiendo un aumento de actividad sísmica de una forma cosiderable que está sorprendiendo a todos los expertos de este tipo de fenómenos. Para los que estamos en España todos tenemos en la retina las imágenes de la Palma con la actividad volcánica con todo lo que conlleva. Y esto, vuelvo a decir, Jesús ya lo había anticipado. Datos refuerzan relato. Os pongo un solo enlace del pasado agosto, pero se podrían poner muchos más.

Tras pronunciar estas palabras el Señor dice: «Y todo esto será principio de dolores». No es lo más grave. Por grave que nos parezca esto solo es el principio de lo que viene que es lo que describe a continuación. ¡¡Terrible!!

Así que, ante lo que se viene, creo que deberíamos de hacer aprovisionamiento de las siguientes cosas que pongo de manera orientativa:

  1. Alimentos no perecederos:
    • Mantequilla
    • Galletas
    • Leche en polvo
    • Pastas
    • Vegetales enlatados
    • Harina de avena
    • Arroz
    • Caldo de carne o pollo
    • Cereal
    • Fruta seca
    • Barras de granola
    • Zumo de frutas
    • Café instantáneo (soluble) y té
    • Alimentos reconfortantes como chocolate
    • Abrelatas manual
  2. Una estufa pequeña de propano o butano
  3. Un saco de dormir para cada miembro del hogar (para retener el calor corporal en noches sin luz) y gorros de lana
  4. Medicamentos básicos a mano y alimento para tu mascota
  5. Agua, pilas. Linternas cinéticas, velas, cerillas y radio a pilas. Combustibles en pastillas o pasta

Quiero aclarar llegados a este punto que esto no es ser conspiranoico, sino que significa obrar con prudencia. Es una manera práctica de hacer caso a lo que el Jesús dice en este pasaje donde está anunciando estas cosas tan tremendas para que no seamos engañados. Esto nos afecta a todos. Aquí te pongo un último ejemplo de que esto tiene unas consecuencias a todos los niveles.

Pero hay otra cuestión que quiero dejar contigo de una manera especial para que consideres seriamente: si estas cosas están a la vuelta de la esquina de esta manera, por eso te estoy enlazando las noticias, ten en cuenta que Jesús ya lo anticipó y, por eso, le acredita de una manera vehemente y brutal como quien decía que era.

En realidad, si nos hacemos la pregunta de ¿quién es Jesús?, solo caben tres posibilidades: o estaba loco, o era un mentiroso/estafador o era de verdad quien decía que era. Te dejo unas breves consideraciones:

  • Si Jesús estaba loco fue un argumento que ya se utilizó en su tiempo por sus contemporáneos. Incluso se llegó a decir que estaba endemoniado. No obstante, también hay testimonios de que asombraba a la gente con sus preguntas, con sus respuestas y con sus enseñanzas. De igual manera, sus enemigos estuvieron intentando sorprenderle en alguna palabra y tuvieron que descartarlo porque no podían… Prueba de ello es que pasó por dos tipos de juicio : religioso y político.
  • La posibilidad de que Jesús fuera un mentiroso/estafador queda difuminada precisamente por lo que te he mencionado en el último punto: su doble juicio. En todas las horas que estuvo Jesús esperando la «resolución» experimentó unas torturas tremendas no solamente físicas, sino también mentales, que realmente arroja muchas dudas de que alguien se preste a sufrir de esa manera por algo sabiendo que es mentira.
  • La opción de que Jesús era quien decía ser es la más coherente. No obstante, déjame decirte que, incluso en esta posibilidad, era un radical total. No hacía ningún tipo de concesión, o se aceptaba todo lo que él decía que era, y que además estaba respaldado por las profecías antiguas cientos de años atrás, o cualquier otra consideración que las personas tuvieran acerca de él no tendría la implicación en la vida de las personas. Y hay implicaciones tremendamente serias

Habiendo considerado brevemente estas cosas, me veo en la obligación de preguntarte: ¿quién es Jesús para ti? Depende de como contestes esa pregunta, tendrá incidencia en tu vida o no. Y por supuesto, Jesús quería y quiere tener esa incidencia en tu vida con todas sus implicaciones. Porque sólo hay una manera de conocerlo a Él de verdad.

A través de esta página, por el correo electrónico, o mi contacto personal quien lo disponga de ello, podéis hablar conmigo si tenéis cualquier cuestión que queráis comentar, hablar o considerar estoy a vuestra disposición porque esto es muy serio.

¡¡Dios os bendiga!!

Sobre los animales… Y las leyes…

Hay cosas que resultan obvias, otras que se han de explicar y luego están las cosas que deberían de ser obvias y no necesitar explicación ninguna pero, sorprendentemente, se tuercen tanto las ideas y los conceptos que es un poco complicado incluso hasta cómo abordar determinados temas….

Eso es lo que me ocurrió cuando hace unos días salía como noticia una nueva ley sobre los animales impulsada por el Gobierno en concreto por el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 (sí, alguna vez me habéis escuchado hablar de ello) para crear un «marco jurídico». Aunque creo que seguramente habréis oído o leído la noticia os pongo el enlace aquí.

No es mi intención comentar todo el anteproyecto de ley, sin embargo, sí que me gustaría comentaros unos puntos:

  • Estará «prohibido sacrificar animales de compañía, exceptuando razones sanitarias o eutanásicas» de tal forma que se impedirá poner fin a la vida de animales «por cuestiones de ubicación, edad o espacio de instalaciones». Es decir, que si tienes varios animales de compañía y ya no puedes tener más porque te has mudado a un piso o lugar más pequeño, estás mayor o tienes poco espacio o molestas a los vecinos ya podrás decir que te ampara la ley…. Permitidme un solo comentario: es que esto con la ley del aborto no pasa. Con dicha ley, en vez de ayudar a una mujer a tener esa nueva vida y protegerla «por ley», lo que se le dice es que puede abortar aún en el caso de ser menor de edad y sin que los padres tengan nada que decir.
  • No existen perros potencialmente peligrosos sino que se someterán a una valoración individual. En eso le doy la razón. Como me decía una persona que llevaba años criando pitbulls, que cuando la gente le decía «este perro es peligroso», él respondía: «aquí el único peligroso soy yo».
  • Regulación de la cría. Por primera vez se va a impedir por ley que personas particulares puedan criar animales de compañía. Solamente las personas que estén «debidamente inscritas en el Registro Nacional de Profesionales de la Cría» podrán realizar esa labor. Aquí me llevo un gran chasco. Ya no puedo enseñarles a mis hijos la maravilla de tener un periquito como tenemos en casa y ver cómo crían y sacan adelante una familia, cómo les dan de comer, cómo los cuidan y ponen orden…. Ese privilegio estará reservado solamente a personas que se dediquen exclusivamente a ello. Claro, ese registro incluirá un permiso, que precisará de unas tasas…. Vemos por dónde van los tiros como siempre.
  • Registro de personas inhabilitadas para tener animales. Esto, aunque en principio pueda parecer que es algo bueno por la cuestión de maltrato y condiciones que algunos individuos tienen a sus mascotas, la verdad es que lo que está detrás es el control o la autorización a tener mascotas o no a criterio de las personas dependientes del Ministerio competente. Podría dar lugar a que se inhabilitara a personas criadoras de razas que tienen una experiencia acumulada con el tiempo se vean limitados por personas que no tienen dicha experiencia…. ¡Ejem!
  • El uso de animales en espectáculos como belenes o cabalgatas quedará regulado y limitado. Se prohibirá su uso también en procesiones de Semana Santa cuando se «mantenga el animal de una forma antinatural» o «inmovilizado durante el transcurso del evento». Este texto es muy ambiguo y estás a merced del inspector o inspectora de turno que puede tener criterios muy dispares. Surge una pregunta en mi mente: ¿tendrán los conocimientos y la experiencia debida a su cargo? ¿Sabrán lo que es tratar y cuidar un animal para este tipo de eventos?

Esto pone de relieve que el Estado cada vez va extendiendo más sus «regulaciones» en cuestiones que nada tienen que ver con el interés o la protección de las personas y/o, en este caso, de los animales. Esto es el resultado de alterar el orden de las cosas que fue establecido desde un principio tal y como relata la Biblia. Dice el libro de Génesis (el significado es «origen») que «hizo Dios animales de la tierra según su género, y ganado según su género, y todo animal que se arrastra sobre la tierra según su especie». Todo con su debido orden y clasificación. Anteriormente había creado los seres del mar y las aves. Luego creó al ser humano y les dio las siguientes instrucciones: «Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra y sojudgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos y en todas las bestias que se mueven en la tierra». (Génesis 1:28). El «señorear» que dice aqu´´i se podría entender como «administrar bien», es decir, por un lado Dios le había dado autoridad al ser humano sobre los animales y por otro lado le confería una responsabilidad de administrar bien todo lo que había recibido que era bueno. En este sentido se puede ver un equilibrio y unas reglas de la naturaleza que las personas del campo versadas y con más experiencia transmitían a las siguientes generaciones que hoy en día se retoman con la agricultura ecológica. Lamentablemente, la desobediencia del ser humano y su caída en pecado tuvo consecuencias no solamente para él, sino también para todo lo que había sido creado. Todo quedó tocado.

Ahora bien, eso no quita de que el ser humano siga teniendo una responsabilidad para con el medio ambiente de una manera razonable, coherente y eficiente. Eso es así. Las consecuencias de cuando se mira más la producción que la calidad de lo que se produce, la frescura de los alimentos o el rendimiento para sacar más beneficio en poco tiempo es manifiesta donde vayamos a nuestro alrededor…. Aunque eso ya lo hemos tocado en otros artículos… Vamos a los animales, que es el tema.

¿Dice la Biblia algo acerca del cuidado de los animales? Pues mira, sí que dice cosas. «El justo cuida la vida de su bestia; mas el corazón de los impíos es cruel». (Proverbios 12:10) Está clarito, ¿no? Permitidme aclarar que aquí no está hablando en cuanto a que una persona sea «justa» en relación a Dios (de eso la Biblia habla bastante para dejarlo diáfano) sino que en el contexto inmediato habla también del que «labra la tierra». Es decir, si eres una persona que sabe lo que hace y eres justo en tu proceder, vas a tener a tu mascota, animal de trabajo o del que sacas un rendimiento para tu sustento en unas condiciones óptimas para que esté bien, sano, contento y en forma. Notemos también que dice la vida de «su bestia». Quiere decir que el dueño ha de mirar y cuidar de su mascota o animal de una manera óptima sabiendo que tiene su lugar: no llega al nivel nunca de una persona. Sigue siendo una «bestia» en el sentido que no es un ser humano. Sé que, seguramente, heriré sensibilidades al decir esto, pero es lo que veo en las Escrituras y es también mi experiencia con los animales que he tenido en casa. Sé apreciar la belleza de un animal o una mascota y sé de primera mano la complicidad que generan determinados animales que se mueven por instinto y que nos sorprenden muchas veces con sus comportamientos. Si hacéis una búsqueda de vídeos de animales es para flipar muchas veces… No obstante, hemos de tener en cuenta que son animales y que tienen su lugar e importancia y cuando se le asciende al nivel de personas también forma parte del desorden que introducen los seres humanos con las consecuencias que a veces tienen, por poner un ejemplo, si hacemos una búsqueda comparativa tienen más visitas algunos vídeos cuando se rescatan animales (lo cual me parece bien, lo aplaudo y lo apoyo) que otros en los que se hace algún tipo de rescate de una persona, o una buena labor social….

Jesús también entendía esto como algo que formaba parte de la responsabilidad del ser humano. Hay una escena en la que Jesús curó a una mujer que andava encorvada y no se podía enderzar. Lo curioso es que Jesús realizó esta sanidad el día del sábado (shabat) o día de reposo. Eso molestó a uno de los principales de la sinagoga que dijo a la gente: «Seis días hay en que se debe trabajar; en estos, pues, venid y sed sanados, y no en día de reposo». La respuesta de Jesús fue contundente: «Hipócrita, cada uno de vosotros ¿no desata su buey o su asno del pesebre y lo lleva a beber? Y a esta hija de Abraham, que Satanás había atado por 18 años, ¿no se debía desatar de esta ligadura en el día de reposo?». Si conocemos el contexto de los religiosos de aquel tiempo vemos las varias implicaciones que tienen estas palabras y su importancia, Por un lado el principal de la sinagoga tenía razón al citar la Ley (dada por Dios, no lo olvidemos), pero por otro lado obviaba el detalle que menciona Jesús que era de uso normal para el buen cuidado de los animales que cada persona tenía en su casa. Con esta respuesta, Él daba su aprobación de que era lo que debía hacerse y también indica que las cosas tienen su lugar cuando se trata de una persona. Lo de dar de beber al animal estaba bien y debía de hacerse, lo de curar a una persona también y con mayor razón si cabe.

Nos podemos volver tan fariseos en esto hasta acabar debatiendo como ellos hacían de que si una gallina ponía un huevo en el día del sábado si no había que matarla porque eso era un trabajo y el día de reposo era para descansar…. ¡¡Estupideces!! Por cosas así se puede llegar a perder el tiempo e incluso llegar a enemistarse las personas porque unos lo ven de una manera y otros de otra. Jesús pone el punto central en las personas y, sin quitar importancia a los animales, que tienen su lugar importante y que a Dios le importa que cuidemos de nuestro entorno junto con los seres vivos que tenemos a nuestra disposición.

Si hiciéramos caso a Dios como el Creador de todas las cosas que vemos en el Universo y observamos cómo se han dispuesto en leyes que permanecen inalterables en el tiempo, además de darnos cuenta del perfecto equilibrio y harmonía que existe en todo (tanto en lo macroscópico como en lo microscópico) que resulta maravilloso a cualquiera que piense un poco en ello; creo no es descabellado pensar que Dios tiene algo que decir a nosotros como humanidad en general y en particular a cada uno de nosotros. Dios tiene algo que decirte a ti. ¿Quieres escuchar?

Cuando Dios no es feminista

Sí, empiezo este artículo de esta forma porque es una respuesta a un artículo publicado en Protestante Digital con el título «Cuando Dios es feminista» de Isabel Marín con fecha del 12/Julio/2021. Según lo he leído (con interés) me he visto en la necesidad de escribir en modo de contestación y análisis. No creo que Isabel llegue a leer este sencillo artículo, pero hablaré de manera personal hacia ella. Así que si el resto de lectores quieren saber de lo que estoy hablando, pueden dirigirse aquí.

En primer lugar, permíteme hablar del título. Evidentemente es algo que las personas que redactamos de alguna manera buscamos escribir de manera que sobresalga de la avalancha de informaciones, artículos y noticias. Lo primero que se ve es lo que suele llamar la atención y te invita a hacer click en un texto para leer más. Eso se hace con los títulos. Con eso no tengo ningún problema, es algo habitual y personalmente lo he usado algunas veces.

Al continuar con la lectura me encuentro con la descalificación, la ridiculización y el amargo sarcasmo hacia el patriarcado (no lo mencionas explícitamente, pero poco te falta). Con frases como «tan dolorosamente obvio y tan tristemente utópico», o «El caso es que en el contexto de la iglesia evangélica, mencionar el feminismo es como mencionar al Diablo. O peor, a la madre del Diablo, porque al final la culpa la tiene que tener una mujer, ya se sabe». No, perdona, pero no. No se trata de que una mujer por ser mujer tiene la culpa o de que (como se machaca hoy) un hombre por ser hombre ya es culpable. Y ambos casos sin pruebas. Eso es algo que Dios, ya en el Antiguo Testamento con las leyes que promulgó en el monte Sinaí y que tenemos por escrito en los libros de Éxodo, Levítico, Números y Deuteronomio lo que hacía era poner una equivalencia en cuanto a derechos y deberes de todos. Estamos de acuerdo de que Jesús rompió barreras sociales que se habían ido estableciendo con el paso de los años y las interpretaciones personales de personas que se autoproclamaban como custodios e intérpretes exclusivos de la Palabra de Dios.

Cito otra de tus frases: «Porque, seamos sinceros, toda teoría de equidad entre los sexos que cualquier mujer (u hombre) cristiana pueda contruir, acabará tarde o temprano chocando con la famosa costilla. Y es que, aducirán los amantes de jerarquías, órdenes y sumisiones. Dios creó al hombre primero, y a la mujer después, y ella es su ayuda idónea y vive para complacerlo.» Una alusión muy poco afortunada cuando no das el pasaje bíblico clave y haces una caricatura de lo que Dios instruye de cómo deben de ser las relaciones sanas, las matrimoniales, las de padres e hijos, las de hijos y padres, las de las personas mayores con los jóvenes y viceversa. Porque a Dios le importan mucho las relaciones y como Creador debe de tener algo que decir. ¿O solamente miramos lo que nos conviene? Así que, evitas mencionar el pasaje en cuestión en Génesis 2:18-25. Y rematas diciendo » y vive para complacerlo». ¿Donde lo pone? Dice algo muy distinto: «serán sola carne». Lo cual tiene un significado muy profundo, especial y con un sentido más tipológico que sería tratado años más tarde hablando de algo tan impresionante y hermoso como es la relación de Cristo con la Iglesia (el conjunto de cristianos redimidos). De esta relación tan especial se dan unas pautas ejemplares de cómo Dios establece cómo debe de ser la relación entre el hombre y la mujer. No al revés. Y, con la mención a la costilla, curiosamente el Señor Jesús en la cruz fue alanceado por un costado (o «por el costillar») y eso es algo que debería recordarnos que de ese postrer Adán es que surgió la Iglesia. A mí me resulta hermoso pensar de cómo Dios cuida de los detalles, ¿y a ti?

Sigues escribiendo y vas subiendo el nivel: «llevamos siglos y siglos leyendo Génesis 2 mal. Tiene sentido, claro. primero porque los que lo han leído tradicionalmente en su lengua original (hebreo) y han tenido derecho a interpretarlo han sido siempre hombres». Otra vez el patriarcado. Vuelves a sentar la base de que por el hecho de ser hombres quienes lo han interpretado ya está mal leido e interpretado. Claro. No será por la maldad, el prejuicio y el pecado del ser humano. ¡Qué va! Es por el hecho de ser hombres. Pero continúas: «Del resto de los mortales, pocos pueden permitirse el lujo de leer la Biblia en las lenguas originales, y tienen que conformarse con traducciones que, siento decirlo, son interpretaciones (sí, se de lo que hablo, soy traductora).» A ver si lo he entendido bien: ¿me estás diciendo que solamente los que tienen acceso a leer la Palabra de Dios en las lenguas originales son los que pueden interpretar correctamente las Escrituras? Esto, permíteme que te lo diga Isabel, no es nuevo. La famosa frase del clero romano «doctores tiene la iglesia» pretendía precisamente eso. Sumisión y obediencia ciega. Precisamente las traducciones a las lenguas del pueblo son las que ponen la Palabra de Dios al alcance de todos y donde cualquier persona puede acceder, leer y recibir salvación y enseñanza. Ya me parece poco afortunada la frase: «las traducciones son interpretaciones». Vamos a decir que algunas traducciones no son traducciones, más propiamente dicho, deberían de llamarse «paráfrasis». Ahí sí que dan lugar a interpretaciones. Y de las más variopintas. Pero una persona que traduzca o que participe en un proceso de traducción lo que busca es transcribir de un idioma a otro de la manera más fiel posible. Y, si eres traductora, sabrás de lo que hablo. Poner en duda traducciones contrastadas y respetadas a lo largo de la Historia es muy soberbio por tu parte porque da la sensación de que intentas introducir un concepto de elitismo que, siendo feminista, parece toda una contradicción…

En el resto de tu explicación acerca de las palabras «adam» como ser humano y las otras «ish» (hombre) e «isaha» (mujer). Déjame decirte que estoy de acuerdo con ella. Estamos de acuerdo de que Génesis 1 habla a los dos o al ser humano total (hombre y mujer). De todas maneras pasas de comentar lo que es obvio: Génesis 1 es un resumen de la creación y Génesis 2 es una ampliación con más detalles. Es algo muy común en la literatura semítica y en la Biblia de manera especial. Ocurre en otros pasajes de manera idéntica. Eso salta a la vista incluso en la traducción que tanto empeño tienes en desprestigiar. No hace falta ser lingüista para ver algo tan evidente.

Luego continúas explicando que cuando dice «adam» es «ser humano». Y, si leo bien tal y como lo dices: «En Génesis 2 Dios crea un ser, humano, que refleja a la perfección la imagen de Dios porque no es todavía ni macho ni hembra, sino los dos a la vez.» Perdona, ¿pero esto no es interpretación? Y, vamos a poner que tienes razón y que ese ser humano (hombre y mujer según tu visión) no encontró «ayuda adecuada» y que, por lo tanto, se le creó una «ishá» (mujer). ¿Estás diciendo que el ser humano (hombre y mujer) y que necesitaba de una ayuda y se creó a una mujer? ¿O que el ser humano tenía los dos sexos?

Vamos a suponer que sea tal y como tú dices y explicas con la explicación de las palabras que das y todo el proceso. Es sorprendente, pero lo puedo aceptar. No obstante, déjame recordarte que hay una regla simple de hermenéutica (arte de la interpretación, explicación y traducción de la comunicación escrita, verbal y no verbal) que dice lo siguiente: «Un texto sin su contexto se convierte en un pretexto». Es decir, en toda tu explicación obvias citar un pasaje que explica precisamente esto que estás comentando tú. Se encuentra en 1ª Timoteo 2:13 «porque Adán fue formado primero, después Eva». Es decir, aún siendo todo y como tú dices, Pablo resalta de que en el proceso del quirófano del Edén (como relatas y me gusta esta expresión) «Adán fue formado primero, después Eva». Es curioso. Adelantándome a tu probable argumento de el apóstol Pablo era un machista, déjame decirte que entiendo que el apóstol sea más fiable traductor e intérprete por los siguientes motivos:

* Era conocedor de primera mano como nativo de la lengua hebrea

* Tenía más cercanía tanto de forma cultural, como histórica al significado de las palabras del que pueden tener los traductores y lingüistas actuales.

Dado estos dos puntos principales, creo que sería justo decir que cuanta más antigua es una traducción más fidedigna es y, en este caso, la interpretación paulina cobra una importancia de valor añadido. Pero, curiosamente, tú pasas todo esto por alto porque tu visión ideológica es la que vale y la que tiene razón. Eso, querida Isabel, es hacer eiségesis y no exégesis. Hacer decir al texto lo que quiero que diga y no el estudio exhaustivo y completo del tema.

Y, por último, déjame comentarte que, en las Escrituras, Dios da unas instrucciones muy claras y muy valorables en cuanto a la mujer dándole incluso una protección divina que ya se ve hasta en la Ley dada a Moisés y que fue refrendada por Jesús y los apóstoles, incluido Pablo. Estoy muy de acuerdo contigo cuando dices que el hombre y la mujer «por separado son seres independientes, pero es juntos cuando vuelven a reflejar la imagen de Diosen toda su prenitud, brillo y gloria». Eso es cierto en cuanto a los matrimonios. Por diseño divino está puesto así en los términos que Dios mismo como Creador ha expuesto a lo largo de las Escrituras. Y creo, sinceramente, que debemos hacer más caso al Creador que a nuestros prejuicios, culturas, ideologías e ideas preconcebidas para buscar la gloria de Dios.

Un abrazo.

¡¡Brrrrr….. Repelús!!!

Debería de darte un repelús fuerte al leer las palabras de la imagen de este post. Esto es algo completamente inaudito en toda la Historia de la Humanidad. No el que suceda lo que dice Tony Blair, que ya ha sucedido y seguirá sucediendo, aunque pensemos que vivimos en «tiempos modernos» y «más avanzados».

El hecho de que un personaje público y relevante en la historia del gobierno de una nación tan importante e influyente como la nación británica pidiendo abierta y descaradamente semejante atentado contra los derechos y libertades individuales es sobrecogedor. Cuando digo derechos y libertades individuales son los que cada individuo, cada persona, cada ser humano tiene reconocidos una serie de derechos fundamentales por el mismo hecho de SER. Según este señor, eso no es suficiente.

Alguien podrá argumentar que es debido a la situación sanitaria que existe en el mundo y que es para poder pasar página del virus tan terrible que asola al planeta. Bueno, ¿es algo puntual o sólo es el principio? Pienses lo que pienses acerca del virus y acerca de las vacunas, te pido que hagas un esfuerzo y consideres si esto es algo puntual o puede ser el pistoletazo de salida para «otras medidas» que se le puede ocurrir a cualquier mandatario importante de las élites y adopte esa postura como «necesaria». Contra viento y marea, «porque lo dice el gobierno», «porque es lo correcto y eso está por encima de los derechos individuales»…. Mmmm…. ¿Suena de algo? Vamos a poner un ejemplo desde el respeto a todas las personas que voy a mencionar : las personas fumadoras. Digo desde el respeto porque yo también fumé en mis años mozos… Pero esta es otra historia….

«Las personas fumadoras deberían de tener menos libertades que el resto porque están perjudicando y siendo egoístas al fumar y poniendo en riesgo a los demás con su proceder. Por lo cual sería justo que no tuviesen las mismas libertades y privilegios que los que estamos haciendo las cosas bien». Si alguien pronunciara estas palabras te aseguro que saldrían defensores de la libertad de decisión de cada persona y que en esas elecciones personales nadie tiene derecho a opinar ni a coaccionar ni a restringir nada…..

El hecho de fumar o no es una decisión personal, al igual que el hecho de vacunarse o no es la misma decisión personal, ¿se entiende? Creas lo que creas acerca del tabaco, creas lo que creas acerca de las vacunas y creas lo que creas acerca de lo que SEA tienes derecho como persona a poder decidir y actuar con tu criterio sin que nadie te coaccione (ni siquiera el Estado, la OMS o cualquier otra entidad) por tu criterio. Entre otras cosas, porque puede cambiar ese criterio según los intereses de…. ¿Quién? Andando el tiempo se puede decir que los que no sean rubios y con ojos azules deberían de tener menos libertades, o los que tienen la piel más oscura o los que tienen tal coeficiente intelectual…. Que eso sea admitido como principio válido sería catastrófico no solo para los que escogen no vacunarse (su postura puede ser más razonable o no), los que eligen fumar (sus motivos pueden ser más o menos coherentes), los que les guste más una cosa u otra…. Sería catastrófico para TI.

Y, fíjate, que este derecho por el mero hecho de EXISTIR es algo que DIos mismo reconoce. De la misma manera que si una persona se vacuna o no, o fuma o no, es de un equipo u otro, puede decidir y nadie debería de recriminarle nada por ello; Dios, el soberano, autosuficiente y todopoderoso Dios; reconoce esto diciendo estas palabras:

«A los cielos y a la tierra llamo por testigos hoy contra vosotros, que os he puesto delante la vida y la muerte, la bendición y la maldición; escoge, pues, la vida, para que vivas tú y tu descendencia»
Deuteronomio 30:19

Sí, sé que está hablando Moisés al pueblo de Israel que iba a entrar en la Tierra Prometida, pero el reconocimiento de Dios hacia el ser humano de tener la posibilidad de reconocerle o rechazarle es una constante a lo largo de las Escrituras. Las consecuencias de esa decisión también lo dice muy claro. Todas nuestras decisiones tienen importancia, pero esta es VITAL…..

Si Dios mismo actúa así, ¿no deberíamos actuar nosotros del mismo modo?

Por si a alguien le interesa, aquí tenéis el enlace a la noticia de la que os hablo

Lo que da de sí un paseo….

Los que me conocéis ya sabéis que me encanta pasear por los campos, sobre todo, o atravesar pueblos oliendo los diferentes aromas que se pueden percibir (unos más agradables que otros) a saber: la hierba recién cortada, la fragancia de las flores, los diferentes aromas de los animales que están pastando, el olor a estiércol (os aseguro que es bien diferente el olor de los animales que comen de pastos al natural de los que comen pienso hacinados en granjas…), la dulce sensación de agua cristalina y el olor característico previo a una tromba de agua….

Esto último no me di mucha cuenta, porque de regreso al camión me calló una encima que quedé empapado…. Como bien atestigua la foto. Disfruté muchísimo este gran paseo (unos 5 kilómetros al menos) escuchando música, cantando (ya que estaba en Francia, no me entendía nadie) y viendo divertido cómo me seguían los animales cuando me escuchaban…. ¡¡Fue estupendo!! Si hubiese tenido a mi mujer al lado, hubiese sido la bomba…

Como es habitual no pude evitar pensar a medida que paseaba contemplando estos campos maravillosos por esta región de Normandía y pensaba muchas cosas que me gustaría comentar al menos algunas de ellas:

Una de las cosas que me ha llevado a pensar es una frase que le escuché a mi tía: «Francia en general es un vergel». Esto es una realidad que salta a la vista a quien haya recorrido mínimamente este precioso país. Mis compañeros que hacen más internacional que un servidor, podrán corroborarlo. No obstante, un poco de observación a las fotos se ve clarísimamente que la mano del ser humano se ve por todos los lados. Y diréis «¿por qué?» Veréis…

Llevo un tiempo escuchando y leyendo de ciertos ecologistas, «ecologistas de teclado», como les llama el gran Frank Cuesta… Hay una normativa a nivel europeo que establece un tanto por ciento de las tierras cultivables tienen que estar agrestes «al natural» porque eso es «ecológico» según ellos, sin entender que las tierras sin cultivar no valen nada…. ¡¡Como si no hubiera montes y campos sin cultivo suficientes!! Hay parques naturales en todos los países, reservas y, sobre todo cualquier agricultor con conocimiento entiende y hace que el ecosistema siga funcionando sin que vengan personas que no han trabajado nunca en su vida ni cultivado ni un tomate a decirles cómo tienen que hacer las cosas de forma «ecológica y sostenible». Palabras muy rimbombantes y que se repiten de forma machacona hoy en día, pero que no tienen mucho sentido cuando preguntas qué quieren decir con eso…

Llevo tiempo diciendo que el campo en España está sin explotar como es debido, que las zonas de montaña están sin cuidar y que han desaparecido oficios como el de guardabosques o guardas forestales que cuidan la montaña para que sea un espacio natural donde puedan convivir las especies, tanto animales y vegetales como la humana. Personas que sabían de los animales que estaban por su zona, que miraban el entorno y no permitían que hubiese los descontrolados que hiciesen uso incívico de esos lugares y por eso tenían autoridad y jurisdición para obrar en consecuencia…. ¿Dónde están hoy?

Se tiene en general una idea equivocada de que las cosas tienen que salir de forma natural, que no se han de trabajar ni de cultivar y que eso es lo «ecológico». Personalmente he trabajado el campo con mis padres y, aunque de manera particular, no como gran productor; he podido constatar por experiencia que hay un montón de trabajo que hacer si quieres que tu cosecha sea aceptable. Si tú siembras y no estás por la labor de quitar las malas hierbas, de cuidar los cultivos, de proveerles de suficiente agua para cada cosa y dejas que salgan de «forma natural» tendrás una pírrica cosecha o no la tendrás.

Por lo cual, me resulta llamativo que se le llame «ecológico» y «sostenible» a cosas que ciertamente no lo son y que se esté tan poco dispuesto a escuchar, ya no solo por parte de los que gobiernan y legislan (que, dicho sea de paso, suena utópico y en muchos casos lo es) sino por parte de mucha gente que se quiere poner la etiqueta de «ecologista» sin haber pisado nunca un campo, sin haber ordeñado una vaca o sin haber recogido unos huevos del corral y que, encima, se tenga la poca delicadeza o la caradura, más bien, de decirle a agricultores o ganaderos cómo tienen que hacer las cosas y que si cuidan el entorno o no… Creo que lo que hoy se considera ecológico es una forma más de negocio, más que de cuidado del planeta por mucho que se mencione en los discursos, en los anuncios y en las cantinelas que hoy en día pululan por ahí con toda la fuerza y de forma tan insistente, hasta cansina, que tienen para crear lemas y frases sin contenido, sin evidencia y sin estudio empírico y práctico.

Hay quienes dicen que es porque la tierra tiene una especie de maldición… y ¡¡es verdad!! Por causa de la desobediencia, incredulidad y rebeldía del ser humano Dios pronunció las palabras: «Maldita será la tierra por tu causa; con dolor comerás de ella todos los días de tu vida. Espinas y cardos te producirá, y comerás plantas del campo. Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra….» (Génesis 3:17-19). De este pasaje deducen muchos de que el trabajo es una maldición, cosa que NO es lo que dice el texto. Lo que se maldice es el resultado del trabajo. ¿Cómo lo sé? En el capítulo anterior nos dice que «Tomó, pues, Jehová Dios al hombre, y lo puso en el huerto de Edén para que lo labrara y lo guardase» (2:15, énfasis mío). Es decir, antes del pecado del ser humano, Dios ya había establecido el trabajo del labradío y cuidado del huerto con lo que, tal y como lo describe anteriormente, vemos que lo que cambia en comparación con nuestros días es el resultado de las cosechas y la clase de trabajo que hay que realizar.

En definitiva, si empezásemos a escuchar de verdad al Creador y Diseñador tanto de este planeta como de lo que conocemos por el Universo, nos cambiaría nuestra vida, nuestros pensamientos y nuestra manera de interactuar con Él, entre nosotros y con el planeta en el que vivimos de una forma cabal, coherente y práctica. ¿Estás dispuest@?

Volvemos a las andadas….

Hoy vamos a comentar unas declaraciones que ha realizado online en Twitter el epidemiólogo Oriol Mitjá equiparando a los criminales con la policía, o a la policía con los criminales. Porque según este señor son lo mismo, o según sus palabras, tienen la misma predisposición genética. Os pido que leáis la noticia entera porque la verdad es que no tiene desperdicio. Hacer este tipo de afirmaciones en pleno siglo XXI es ignorar otros casos en la Historia de la humanidad donde alguna clase de mentalidad supremacista o criminalista con determinados colectivos es algo que ocurre desde el principio de los tiempos y hasta el día de hoy. Cambian los actores, los contextos y la época. El principio sigue igual.

La vida no es sólo química. Esa frase ya la hemos usado en un artículo anterior y en un vídeo para ilustrar que las ciencias están relacionadas e, incluso, otros factores. En este caso, a mi modesto entender, este señor está sacando de la ecuación muchas cuestiones que influyen en la vida de una persona como es el estrés por diferentes causas (mandos, contexto momentáneo, entorno familiar, presiones de diferentes tipos) que influyen en las posibles reacciones de una persona que trabaja en el sector policial.

No voy a entrar en temas técnicos porque no tengo la capacitación para ello ni este artículo es para desprestigiar al sr. Oriol Mitjá, Es un profesional al que respeto y mis palabras son desde ese respeto. Lo que voy a decir ahora es como hijo de policía que soy y también como observador de la Historia de la humanidad. Este tipo de afirmaciones que etiquetan a la gente por su raza, por su contexto cultural, por su «código genético» que traen un mensaje subliminal más o menos evidente fue usado por otros momentos en la Historia. Recordemos:

* Hitler creía en la superioridad de la raza aria
* Los esclavistas decían que los negros eran de una raza inferior (¡y algunos hasta argumentaban con la Biblia!)
* Los ingleses en su época dorada del imperialismo exclamaban: «¡¡Nadie es superior a los Inglaterra!!
* Incluso en determinados movimientos religiosos se daban gracias a Dios por no ser mujeres (los religiosos judíos y musulmanes) ni gentiles (todos los que no son judíos)

Decir cosas así por una parte es estigmatizar con propósitos no muy nobles, vamos a decirlo de esta manera.  Sus consecuencias suelen ser fatales y perjudiciales.  A la Historia me remito.



Como hijo de policía he visto algunas detenciones realizadas por mi padre y también por otros compañeros suyos. Jamás he contemplado un uso de la fuerza indebido. No digo que esto nunca ocurra, sino que estoy hablando de lo que he visto yo. Además de que si la predisposición de los agentes de policía fuese la violencia, entonces esa violencia estaría en su comportamiento  con el uniforme y fuera del uniforme. Como hijo de policía he de decir que mi padre fue y es, hoy retirado del servicio activo, un ejemplo de persona con autocontrol (eso que la Biblia dice «dominio propio») y que en ningún momento lo vi ni lo experimenté abusando de su fuerza ni de su autoridad. Ni como policía ni como padre ni como persona.

Otra cuestión que tampoco tiene en cuenta el sr. Oriol Mitjá es el contexto de autoridad que tienen los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y el uso a través de las órdenes y leyes que le dan personas que, en muchos casos, no tienen nada que ver con esas personas que se ponen el uniforme y que cada día salen a cumplir con sus obligaciones. Creo que muchos no saben lo que es eso.

A muchos de los lectores les sorprendería saber lo que dice la Biblia acerca de la autoridad, tanto legislativa como gubernativa y ejecutiva. Principios básicos que son obviados hoy en día y que en muchas ocasiones dejan a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado de nuestro país atados de pies y manos y sin capacidad para operar como tales. ¿Puede haber abuso? Está claro que sí. En cualquier estamento, gremio y estructura de la sociedad puede producirse. Lo que se debe de hacer es proveer de mecanismos y protocolos que en primer lugar eviten que esos abusos se produzcan y que, si se producen, sean investigados, juzgados y castigados. Eso es lo que haría una sociedad coherente. No una afirmación que criminaliza a agentes que velan por nuestra seguridad y por el cumplimiento de las leyes.

De nada sirve que antes de 24 horas borrara el tuit. El mal ya está hecho. A no ser que pida perdón públicamente….

A propósito de los padres…

Hace unos días se celebraba el día del padre. No soy un gran amigo de celebrar días concretos que celebra todo el mundo tal vez porque lo celebren de verdad, o tal vez porque queda «cool» en tu perfil de Facebook, Instagram, Twitter o cualquier otra red social, o tal vez porque celebrándolo así cada año (o cada cuanto sea) eso sirve para acallar la conciencia de lo que haces el resto del año…

Hablar acerca de un padre sin caer en las cursilerías acostumbradas de «eres mi héroe», «el mejor padre del mundo», «el padre perfecto» y cosas así o, por el contrario, en la falta de respeto, el rencor o la indiferencia es un poco complicado. Unas frases tienden a idealizar y las otras a criminalizar. Ninguna de las dos tendencias es mi propósito. A ver si lo consigo

Dejadme mencionar tres pasajes de la Biblia que hablan claramente acerca de la igualdad del respeto que los hijos han de tener a los progenitores, pero observad que el punto de vista que pone acerca de la relación con un padre o con una madre son diferentes. Estos textos os los puse en un artículo anterior hablando acerca de las madres. Cualquiera que tenga dos dedos de frente reconocerá que no es lo mismo un padre que una madre, generalmente hablando, el tipo de relación es diferente. Transcribo los textos:

«Hay generación que maldice a su padre y a su madre no bendice. El ojo que escarnece a su padre y menosprecia la enseñanza de la madre, los cuervos de la cañada lo saquen, y lo devoren los hijos del águila.» Proverbios 30:11‭ y ‬17

«El hijo sabio alegra al padre; mas el hombre necio menosprecia a su madre.» Proverbios 15:20

«El hijo sabio alegra al padre, pero el hijo necio es tristeza de su madre.» Proverbios 10:1

Es fácil observar que para Dios es muy importante la familia y el trato entre los miembros que la componen. Hay multitud de pasajes y referencias acerca de la importancia que Dios le da a los roles, responsabilidades y privilegios de los diferentes papeles que existen en la familia. Cuando habla acerca de las generaciones que «escarnecen» a sus padres, está hablando concretamente acerca de los progenitores masculinos. La RAE define escarnecer como «burlarse o mofarse con el propósito de humillar o ridiculizar». Para ser honestos y no señalar o hacer sentir mal a nadie, he de confesar con vergüenza de que en mis años mozos lo hice varias veces y por diversos motivos sin entender que eso en realidad se vuelve contra ti. No importa como sea tu padre, no importa cuantos estudios tenga, no importa lo mal que lo haya hecho o lo que ha dejado de hacer. Tu padre merece tu respeto, no tu burla. Merece tu consideración, no tu humillación. Habrá personas que incluso se reirán o te animarán a ello, pero esas mismas personas que te alientan a comportarte así, si observamos bien, jamás consienten que se diga nada malo de sus padres, piensen ellos lo que piensen, y hayan hecho sus padres lo que hayan hecho. Cuando los hijos entienden esto de manera profunda, cambiará la forma de relacionarnos con nuestros padres y también con nuestros hijos. ¡Cuántas heridas profundas se producen que cuesta muchísimo de curar!

Con el paso del tiempo, la mirada en retrospectiva y la madurez que uno va adquiriendo se puede valorar y considerar detalles que en otros momentos ni se me habían pasado por la cabeza. ¿Tuvo errores mi padre? Por supuesto que sí. Permitidme comentar un poco el contexto en el que creció: Mis abuelos paternos fueron dos huérfanos criados con sus tíos. Son cosas que ocurrían en plena época de la emigración española a muchos países en busca de una vida mejor o de un sustento para sus hijos. Las circunstancias no eran fáciles y el contexto no invitaba a experimentar ese cariño familiar que sólo unos padres pueden dar. En ese hogar creció mi padre junto con sus dos hermanas. Hicieron lo que mejor supieron o pudieron. Así creció mi padre. Y en sus tiempos mozos conoció a una joven que le conquistó el corazón como fue mi madre.

La vida familiar y lo que tuvieron que pasar pertenece a mis padres, pero al menos dejadme deciros que mi padre trabajó con esmero sabiendo de la responsabilidad que tenía de proveer para su familia. Hizo su desempeño de profesión hasta ese tiempo (y desde los 14 años) con honradez en un mundo tan duro como el de la construcción. Cuando supo que mi madre estaba embarazada, se esforzó para sacarse una oposición. Puedo decir por testimonios de varios familiares y de testigo directo mi madre, que puso todo el tesón en esa tarea. Era capaz de llevarse los libros para aprovechar la hora del bocadillo de media mañana y luego la hora de comer para estudiar. Sus compañeros llegaron a decirle que se iba a volver loco de tanto estudiar. Luego, nada más terminar su jornada, se iba a la academia donde le daban las clases pertinentes y, tarde en la noche, volvía andando a casa para ahorrar el billete de autobús. Mi madre me decía que muchas veces se levantaba a la 1 o a las 2 de la madrugada y se encontraba a mi padre estudiando. Aprobó esa oposición donde pudo jubilarse después de 37 años de servicio público como policía local en mi ciudad natal.

Ese mismo tesón y constancia que mostró para proveer el sustento familiar de manera estable, es la misma manera que mostró constancia en leer las Escrituras de forma familiar, mostrarnos a Dios y ponernos en sus caminos. Con sencillez de corazón, corazón noble, trabajando incansablemente e intentando aprender todo lo posible en el proceso, puedo decir que para mí es todo un ejemplo, con sus virtudes y defectos, de lo que es ser y comportarse como un padre. Sus lecciones no iban tanto en la dialéctica, sino en la práctica. Con él aprendí en vivo y en directo lo que es ser cristiano, ser padre, ser buen vecino y ser una persona íntegra, no perfecta (eso es imposible).

Hoy en día, mi padre sigue enseñándome más sin palabras. Ahora mismo me está enseñando lo que significa ser abuelo (tranqui@s, espero que aún pasen algunos añitos)… Mis hijos disfrutan mucho estando con él, yendo a ayudarle con sus tareas del campo (esa recogida de huevos de las gallinas) o jugando con él a la pelota, dando paseos por la montaña… Mi padre tiene la virtud de tener esa paciencia ejemplar con ellos aunque estoy seguro de que le vuelven la cabeza loca alguna vez….

Mi padre es para mí el mejor padre que Dios podía darme, entre otras cosas, porque ha intentado reflejar con su vida, con sus palabras y con sus acciones lo que el Padre Celestial hace con aquellos que se acercan a El de todo corazón. Papá, muchas gracias por todo lo que has hecho y lo que haces. ¡¡Muchas gracias por ser como eres!!

Si queréis que os cuente una de las cosas que me enseñó mi padre en un vídeo breve, ¡¡escribidme!!

Mi padre, mi ejemplo, mi apoyo.

La amistad: ¿realidad o utopía?

La amistad: ¿realidad o utopía?

Estamos en la época de fiestas, tal vez las más extrañas para mucha gente debido a todo lo que nos toca vivir por el Covid 19. Creo que todos tenemos un poco de sentimientos encontrados por lo que nos toca vivir. Hace unos días compartía en mis redes sociales lo que se me pasaba por la cabeza al encontrarme en mi ciudad natal después de mucho tiempo….

Es un tiempo donde las personas buscan pasar tiempo juntas, unos celebrando lo que en teoría es la esencia de la celebración y otros obviando todo esto con el objetivo de pasarlo bien como sea posible porque «la vida es corta». Dejadme aclarar que esto no es un artículo sobre la motivación para celebrar, no celebrar o los estilos de celebrar estas fiestas. Eso, honestamente, creo que no corresponde este año. Seguramente supongáis que tengo mi opinión y criterio (y lo tengo), no obstante prefiero reservármelo para otra ocasión.

Otras personas reciben este tiempo como la ocasión perfecta para plantearse cosas seriamente, establecer objetivos (realistas o no) o reflexionar sobre temas que, con el ajetreo de la vida diaria, es más difícil llevar a cabo. En esta ocasión como estoy en Galicia pasando unos días en casa de mis padres he tenido muchos de esos momentos unas veces viendo prácticamente amanecer, otras contemplando el fuego y otras dando esos paseos por las montañas que tanto me gustan.

Estos días he podido pensar referente a la amistad. Un tema del que todos tenemos ciertos conceptos, del que todos en algún momento de la vida hemos llevado alguna decepción, y con la expresión que se suele dar, irónicamente o con sarcasmo, durante estos días de manera especial donde gente que no se acuerda de nosotros en todo el año, por lo que sea, nos manda una felicitación navideña o de entrada del nuevo año… ¡Ejem! Sobran comentarios….

Hay un proverbio que dice lo siguiente: «En todo tiempo ama el amigo, y es como un hermano en tiempo de angustia»1. Esto supera con mucho cualquier expectativa que nos podamos formar de alguien y nos habla muy fuerte de cómo somos cualquiera de nosotros en nuestra amistad con los demás. En una época en que abundan las relaciones «kleenex» (hoy me va bien tenerte como amig@ y mañana te tiro porque ya no me haces falta), donde sólo se buscan los intereses «comunes» (más bien el interés propio porque busco que los demás me den lo que necesito), donde las amistades son un medio para un fin y no la razón de ser….. Es normal que haya personas que se amarguen, se vuelvan sarcásticas, rencorosas o decepcionadas de la vida y las personas después de muchos chascos, fracasos, decepciones, dolor y lágrimas.

Si nos paramos a considerar el proverbio citado, nos hemos de fijar que dice «en todo tiempo». Permanece inalterable. Nunca deja de amar. Sean las circunstancias ideales o no; reciba lo que necesita de la otra persona o, por el contrario, se lleve un «bofetón» o una decepción; sigue amando a pesar de TODO. Muchas veces creo que en las formas y hechos que personas dan a sus amistades hoy en dia, se debería de quitar la palabra «amistad» por «conveniencia». Ahora me va bien y te tengo, mañana puede cambiar. Ahora eres la persona que espero que seas, cuando cambies o me decepciones, me olvidaré de ti para siempre. Perdona que te lo diga pero eso NO es amistad, es conveniencia.

Frases que escuchamos muchas veces como «yo perdono, pero no olvido» muestra un concepto muy pobre de cómo entendemos que deben de ser nuestras relaciones porque TODOS en algún momento podemos decepcionar a alguien, TODOS podemos hacer daño, TODOS fallamos y metemos la pata.

Siguiendo con el proverbio cuando dice «y es como un hermano en tiempos de angustia». Alguien dijo alguna vez que los amigos que son de verdad amigos se ven cuando las cosas van mal. Es cierto. Creo que no hay que explicar mucho de personas que tienen muchos amigos cuanto todo va bien, pero en el momento en que alguien empieza «estoy pasando por un mal momento»…. ¡Sorpresa! Entonces salen las «cosas inesperadas»: citas con el médico, compras de última hora, un viaje…. Es decir, que parece que tengas la peste…. lo digo un poco abruptamente, pero sucede. Esto se ve en historias verídicas como el padre de Buda que rodeó a su hijo de todas las comodidades o cualquier cosa que evocara tristeza. O como los reyes en la antigüedad que tenían prohibido irle con cosas tristes o simplemente expresar tristeza en rostro…. ¡La persona que se presentase así al rey podía morir! Hoy pasa un poco esto mismo.

Hay otro proverbio que dice lo siguiente en nuestro tema: «El que cubre la falta busca amistad; mas el que la divulga aparta al amigo»2. Esto es el origen de muchas cosas que acaban en enfrentamiento por decepciones, con relaciones rotas por mucho tiempo y, algunas veces, llevando a situaciones insalvables. Y hemos de fijarnos bien en el significado de las palabras:

«Cubrir» no significa «ocultar»o «esconder» sino que tiene un significado que tiene que ver con la frase siguiente: «el que divulga». En lenguaje de nuestros días: el fallo o los detalles se quedan con las personas implicadas. Esto es el significado tremendo, profundo y realmente difícil de llevar a cabo porque cuando nos decepcionan o hacen daño en mayor o menor medida se nos pasa por la cabeza contarlo o decirlo o verter nuestra decepción, ira, rencor en nuestras palabras, nuestros actos y actitudes o en nuestras redes sociales. ¡Cuántas vidas se han venido abajo por esto! ¡Cuántas veces hemos preferido hacer valer nuestras razones porque nuestro concepto de la «amistad» es muy alto y hemos de «dejarlo claro»! Quiero que conste que no estoy pensando en nadie en concreto, así que no quiero que te sientas aludid@.

Más bien, cuando estoy escribiendo estas líneas, estoy pensando de manera personal en cuántas veces he sido YO el causante de la distancia, cuántas veces he querido hacer valer mi opinión, valoración y, por ello, enseguida necesito hablar de esa persona que me ha hecho tanto daño. Te lo digo en serio, pienso en mí cuando escribo. Este concepto de amistad excede a lo que yo puedo hacer, decir, pensar y reaccionar. Es muy alto.

Entonces puede que surja la pregunta del título: ¿realidad o utopía? Creo sinceramente que estas palabras trascienden las edades, las situaciones e, incluso, las dimensiones. Es atemporal y absoluto, sobre todo cuando vemos donde están escritas y por quién están escritas. En estas fechas que se rememora que hubo un Dios que vino a este mundo para mostrar su amistad con el ser humano, cuyas relaciones estaban rotas e imposibilitadas, y que quería darnos prueba de su amor de una manera increíble y sorprendente.

Sólo viendo su ejemplo y viendo el concepto tan alto que tiene de la amistad debería de hacer vibrar nuestra vida, corazón y alma para conocer más de lo que dice. Porque Dios habla, y mucho, de la verdadera amistad. (Continuará….)

¡¡Feliz año nuevo 2021!!